The Man

Viaja y presta atención a lo que sucede fuera, lo interioriza y lo hace suyo, enriqueciéndose con ello. Demuestra pasión en su forma de vivir, y no necesita cumplir al pie de la letra las heterodoxas reglas del vestir, porque se siente tan seguro de sí mismo que puede permitirse (y además le divierte) saltárselas de vez en cuando.