el arte EN LA ilustración de Moda – antonio Tilman

El profesor Antonio Tilman nace en Sevilla en 1951. Formado por entonces en lo que se conocía como “Escuela de Artes y Oficios” en la capital hispalense, y en la que antaño se combinaban entre sí las distintas disciplinas artísticas aplicadas a un determinada rama que englobaba en términos generales el arte y te permitía acceder a un oficio de por vida. 

Como en el Siglo de Oro Barroco español, el profesor Antonio se traslada a Madrid para aumentar sus conocimientos y desarrollar su pasión. Es entonces cuando en esta nueva etapa de su vida, renace y orienta su destino en la enseñanza de moda, perteneciendo a la docencia de las mejores instituciones de la capital: Instituto Italiano de la Moda, Escuela de Diseño y Moda, Giovana Pagliali – Escuela de Moda Príncipe de Vergara, y así hasta llegar en la actualidad a la Escuela de Moda y Artes Aplicadas KROOM DOS, desde 1992.

Al Parecer, poco han cambiado los tiempos, pues siguen siendo igual de convulsos que a día de hoy,  en el que salir a respirar el aire de la calle es casi una prohibición. Pero no todo es pesimismo en tiempos de confinamiento, y muestra de ello es la capacidad de reinventarse que demuestran algunos artistas poniendo toda su maquinaria creativa a funcionar.

En este mismo ejercicio de auto superarse se ha sometido el artista plástico, ilustrador y diseñador de moda; el profesor Antonio, al que admiro y tuve la inmensa suerte de tenerlo como instructor académico mientras estudié diseño de moda artística en KROOM DOS.

Su trazo y técnica denotan su larga trayectoria, y no es para menos después de haber colaborado con los grandes modistos que ha dado nuestra moda española -en la que mientras la clienta transmitía sus gustos- el diseñador plasmaba entonces mediante un figurín, el diseño que a posteriori se conformaría de manera real. 

Ay, qué tiempos  aquellos en los que poder haber vivido entre costuras, cómo bien indica el título de la novela de Maria Dueñas y a la que tan solo nos quedan resquicios de ese legado que apostataba por el buen hacer en los talleres de moda y costura.

Al margen de la melancolía bucólica que el profesor nos evoca con sus enriquecedores relatos, vamos a hablar de su obra. Concretamente a la que hace gala a lo que es del Cesar. Antonio está viviendo una nueva etapa artística en la que no conforme con su dilatado conocimiento pictórico, empieza a experimentar hacia un nuevo campo con una pintura rica en matices que fusiona infinidad de elementos.

Nos hemos entrevistado con él, como no, virtualmente, y esto es lo que transcribimos de su nueva forma de observar la evolución de la ilustración de moda…

-¿Por qué decidiste dedicarte al diseño, y más concretamente a la especialidad de la ilustración?

Me formé en patronaje -por aquellos entonces en las escuelas de corte y confección- y lo uní al diseño de moda, pero siempre desde el punto de vista del dibujo, entonces tenía que ilustrar los figurines con fundamento para poder reinterpretar los diseños.

-¿A la hora de diseñar, cual es tu mayor fuente de inspiración y con qué tipo de diseños te sientes más identificado? 

A la hora de diseñar es importante tener como base el conocimiento sobre la historia de la moda. Es muy importante verlo todo, conocer todos los diseñadores indistintamente de sus diseños, desde los años 20 con los -paillettes-, hasta los 60´s con la implantación del vinilo…Paco Rabanne, Pierre Cardin, Christian Dior…

-¿Antonio, cuéntanos cuál ha sido la obra con la que mayor satisfacción has sentido o experimentado un antes y un después en tu carrera? 

Entiendo la moda desde el punto de vista del dibujo. 

-¿Lápiz, Acuarela, Rotuladores…sobre qué formato te sientes más cómodo dibujando y cual es la técnica que más usas? 

Disfruto con cualquier técnica, pero sin duda me declinó por el trazo a lápiz, rápido y con movimiento, ya que es una de las técnicas con la que mayor expresión y volumen adquiere el dibujo, aunque va por días, pero todas las técnicas me parecen bien y me divierten. ¡Me gusta dibujar!

-¿Podrías contarnos cómo era la moda Pret-a-Porter o Made-to-Measure ( a medida ) de antaño? Podrías contarnos alguna experiencia ?

Anteriormente se viajaba a Paris o Roma y se adquirían unos patrones que como base, después se transformaría en función del gusto del diseñador. Esta practica era muy habitual a la hora de comprar los diseños de moda que figurarían en las páginas de papel couché.

-¿Cómo ves la moda a día de hoy y qué importancia crees que debe tener el ilustrador de figurines de moda en la actualidad? 

En la actualidad con lo que respecta al dibujo ha cambiado bastante. En mi caso siempre tuve la inmensa suerte de trabajar con el modistos codo con codo, con lo que tenía que plasmar mediante el dibujo la idea que nos trasladaba la clienta. 

-¿Cómo ha evolucionado tu obra en esta nueva etapa de confinamiento?

Tengo un forma de hacerlo muy normal simplemente me gusta experimentar cuando siento que mi obra se repite,  pero no he inventado nada, ha sido fruto del confinamiento…