The Dressed Rules #1

Por lo general  en el mundo de la sastrería y concretamente cuando decidimos hacernos una prenda a medida, nos solemos formular las mismas preguntas sobre cómo sería la adaptación correcta acorde a nuestra tipología y/o complexión.

– Sabríamos qué largo es el correcto de manga ? o, cómo debe ser la caída del pantalón en el bajo¿? A qué altura ¿? Cómo debe caer por el talón ¿? Inclinación ¿? Y si lleva vuelta el bajo, cómo deberá ser el largo más apropiado y ancho de la boca ¿?

– Quizás, es correcto llevar una americana ceñida a la cintura en su totalidad ?

Cuando estas preguntas siembran la duda en nuestra cabeza, es entonces cuando recurrimos  al profesional para que participe en primera persona con sus conocimientos y nos ayude a resolver todas estás cuestiones e implante con sus conocimientos las reglas del vestir;  a priori parecen no tener importancia pero nada más allá de la realidad,  son necesarias!

Es por ello que este artículo trata sobre una breve guía en cuanto a las proporciones adecuadas de una prenda de sastrería a medida o semi-medida; largos de manga y bajos de pantalón , fit , diseños, etcétera, cuya finalidad  es reportarnos más precisión en los detalles que verdaderamente marcan la diferencia en un perfecto caballero.

Al igual que en la moda, en el mercado de la sastrería también existen corrientes estéticas o tendencias actuales  que determinan el uso de la prenda y su vestibilidad. Existen unas normas sagradas que ante todo priman por encima de lo que se conocen como – modas pasajeras- y que son la base por las que el oficio de la sastrería se rige a la hora asesorar al cliente, sin  necesidad expresa de convencerle de estos valores, que, a mi juicio son los más apropiados para garantizar un buen estilismo final.

Cómo diría   un grande  de la costura como es Karl Lagerfeld ; “Si la moda crea tendencias, la elegancia secunda a la moda”.

La arruga siempre es nuestro principal enemigo de una prenda a medida. Ya bien sea por la caída del tejido o bien por algún defecto anatómico que pueda incidir en el acabado final, pero siempre, estará en manos de un buen profesional del sector corregir en la medida de lo posible cualquier contratiempo que pueda presentarse.

A parte de afear un buen acabado, la arruga puede ser un sinónimo de dejadez – en cierto modo– en la vestimenta del hombre , en cuanto a la sutileza y elegancia que pueda aportarnos un buen traje bien cortado, pues con una buena caída que proyecte  una línea impoluta en su forma, siempre será la mejor carta de presentación de nuestro trabajo.

El cierre de la chaqueta: Fit_

Lo más importante de una buena americana/blazer a medida es su corte, o fit. 

De ello dependerá un buen equilibrio entre el largo de la prenda según la talla del cliente, y la altura del primer ojal en caso que sea una chaqueta de dos botones o dos más uno, falso tres o figurados. Cuando nos referimos al talle, queremos decir que buscamos ese punto cuasi perfecto que equilibra la prenda partiendo de la cintura, siendo por así decirlo el punto angular en el patrón desde dónde intentaremos plasmar una línea sutil en todas sus formas. Todo debe y tiene que quedar en su sitio.

En la siguiente ilustración podemos ver cómo tiene que quedar una chaqueta una vez abrochada. Es importante que a la hora de hacerte la medida, el sastre trabaje la línea de los costados o costadillos desde el patrón con sus correspondientes traslados en la cintura por delantero , y cintura por espalda. La línea tiene que ser suave y no muy pronunciada, a la vez que confortable.

 

En el próximo post, hablaremos sobre los largos de talle adecuados en cada prenda. No te lo pierdas!

See U!